Trabajar como piloto de Drones profesional, con David Madroño

El potencial de los drones cada vez es mayor y abarca mas utilidades y más sectores, desde agricultura y vigilancia, hasta rodajes de cine, pero esto sólo acaba de empezar.

 

David Madroño nos cuenta que cada vez descubre con sus compañeros, alumnos y clientes posibilidades nuevas que potencian exponencialmente su alcance.

Hoy en día tener licencia para pilotar drones, es un valor añadido que te abre muchas puertas, no sólo a una nueva profesión, si no que lleva casi cualquier otra profesión a otro nivel.

Basta que te guste volar y los retos para disfrutar como un niño en esta profesión. Tiene tanto potencial que va de camino de convertirse en una profesión esencial para el futuro, pero ojo, también tiene sus limitaciones y normativas, por eso, merece mucho la pena formarse profesionalmente y conseguir tu licencia para hacerlo con garantías.

David es una persona innovadora y apasionada con su trabajo, por eso estará encantado de responder todas las preguntas que quieras saber sobre su profesión en el webinar que estamos preparando para el día 29 de Noviembre (¡Quedan entradas gratis!) y de momento nos ha respondido algunas en esta entrevista que compartimos con vosotros.

¿Qué te motivó a convertirte en piloto de Drones?

 

Como apasionado de la aviación desde bien pequeño, y cansado de estar involucrado en sectores profesionales muy maduros en los que la competencia y los márgenes comerciales no permiten desarrollar un negocio nuevo o emprenderlo, el 2014 me lanzó un nuevo reto, un sector nuevo, algo inmaduro con mucho camino por recorrer y en que poder innovar.

Era el momento de reinventarse, aviación, tecnología, soluciones, aplicaciones y drones eran términos que al juntarlos daban lugar al inicio de un sector nuevo, así que lógicamente lo primero que tuve que hacer para poder seguir avanzando dentro de una legislación que se acababa de poner en marcha, fue hacerme piloto de drones.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo actual?

Aprender. Soy como una esponja y eso es algo innato en mi. Necesito entender las cosas para poder avanzar en la línea correcta, desarrollar soluciones para los clientes que realmente les aporten valor, y todos los días estudio para estar al día, lo que me permite ser independiente y no tener que consultar a otros como hacer las cosas.

Esta forma de actuar me ha permitido irme introduciendo en nuevos retos que tienen más que ver con las personas que como yo están viviendo de lo que este sector nos proporciona, y por lo tanto cada vez conozco mas gente y al mismo tiempo me conoce más gente, lo que me permite detectar nuevas oportunidades y colaborar con muchos otros profesionales de este y otros sectores.

¿Dónde te ves en 5 años?

Difícil de determinar. Tengo mi empresa, lucho por hacerme un hueco en el sector y mi objetivo es lógicamente seguir creciendo. El hecho de que la forma de trabajar que tenemos me permita estar cada vez más involucrado en el sector, implica al mismo tiempo ser capaz de ofrecer soluciones muy diferenciales con las que otros no cuentan, y esto nos permite al mismo tiempo cerrar acuerdos de colaboración con otras empresas que necesitan de nuestra ayuda para poder aportar soluciones a sus clientes.

La seguridad aérea es el núcleo de este sector alrededor del cual se va desarrollando todo, y no todo el mundo va a estar cumpliendo con todos los requisitos necesarios porque no siempre están al alcance de todos. Parece que empresas como la nuestra que hasta ahora si somos capaces de movernos correctamente, somos cada vez más indispensables para otras, por lo que es posible que el futuro nos lleve a formar asociaciones profesionales en las que involucrarnos, y a través de las que ofrecer soluciones de todo tipo actuando como una única entidad. En definitiva, crecer entre todos conservando cada uno la cartera de clientes que se va “labrando”.

¿Qué le recomendarías a alguien que se plantea seguir tus pasos?

Qué se forme, que se especialice, que esté en contacto con otras empresas como la nuestra con la que poder ofrecer múltiples soluciones a las que uno solo no puede llegar, y sobre todo que lo haga con ganas sin esperar un retorno inmediato. Es una apuesta y para que se materialice hay que avanzar en la dirección correcta a pesar de “los palos en las ruedas”, no  “tirar la toalla” y básicamente ser constante, pero cuando uno decide que es el camino que quiere seguir, lo que tiene que hacer rápidamente y para que los demás no se le adelanten, es VOLAR.

Webinar: Trabajar como piloto de Drones

Trabajar como Piloto de Drones

Con David Madroño
Piloto de RPAS y Director de Operaciones en DroneXservices

Únete >

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies