Acaba con la depresión postvacacional en 3 pasos

... y para siempre

Crisis postvacacionalSe acaban las vacaciones y toca volver a la rutina. Despertador, atasco, y otra vez en la oficina con la sensación de no saber qué haces ahí, si hace nada eras un ser libre de preocupaciones.

Pasas la competición con los compañeros por ver quién ha sacado más provecho a sus 2 semanas y a trabajar. El email va a estallar, los clientes no te perdonan el abandono, las fechas de entrega y las mil incidencias que han surgido en tu ausencia, todas para ayer. Con lo bien que se estaba en la playita, y lo que vas a tardar en volver a desconectar el despertador.

No te asustes, lo que te pasa es normal, se llama Crisis Postvacacional

El estrés laboral es una enfermedad propia de nuestra sociedad. Va asociado a la idea de que él trabajo es algo que tenemos que hacer por obligación para pagar las facturas cuando en realidad nos apetecería hacer cualquier otra cosa. Y tiene su máxima expresión cuando los 15 días de vacaciones acaban de terminar y queda mucho para los próximos.

La depresión postvacacional parece inevitable pero aunque ahora mismo no te lo parezca, no solo se puede suavizar, se puede incluso evitar.

Te contamos cómo:

  • Prepara tu vuelta con calma.

    Deja unos días de relax entre tu viaje y la vuelta a la oficina, te vendrán bien para poder ir ajustando tu horario.

    Habla o chatea con algún colega del trabajo un par de días antes para que te adelante cómo estará la situación cuando regreses. Así puedes ir haciéndote a la idea.

    No vuelvas al trabajo un Lunes, es más, hazlo preferiblemente un Jueves o un Viernes, y empieza poco a poco, sin cargarte demasiado de trabajo, respetando tu horario y sin llevarte deberes a casa.

    Incorpora algo que te recuerde las vacaciones en el trabajo: desde un recuerdo o una foto de tus vacaciones en tu mesa de trabajo, hasta una pulserita comprada en la playa debajo del uniforme, cualquier cosa que te devuelva aunque sea por un momento las sensaciones vividas este verano.

  • Crea tu nueva rutina.

    Haz algo diferente.  Si la rutina que tienes no te gusta, ahora es el momento de cambiarla y hacer una nueva.

    Busca otra actividad como hacer deporte o ir a alguna actividad cultural de tu ciudad. Empieza algo nuevo como un curso de eso que siempre te ha llamado la atención. Amplia tu circulo social o comprométete con una vida más saludable.

    Resérvarte un espacio para ti, para leer o meditar para cuando salgas del trabajo, o para pasar más tiempo con los tuyos, y aprovecha especialmente de los fines de semana.

    En definitiva, evita que el trabajo vuelva a ser el centro de tu vida. 

  • Márcate un objetivo

     Si volver al trabajo no te ilusiona, encuentra algo que sí.

    Los objetivos a media distancia no son exclusivos de la Navidad, al contrario, en Septiembre tienen incluso más sentido. Desde aprender otro idioma o ponerte en forma antes del próximo verano, hasta conseguir una mejora en tu trabajo.

    También puedes planear desde ya tu próxima escapada. Sí, las navidades parecen lejanas, pero no hay que esperar a ellas, busca un puente o un fin de semana y haz una huida de la rutina corta.

¿Y si nada de esto funciona?

Aprovecha el cambio de ciclo para evaluar tu vida.

Volver a la rutina no tiene que ser un proceso depresivo si tu trabajo te motiva.

Por eso, si pasados unos días ves que no mejora tu situación es posible que estemos hablando de depresión laboral, y eso ya son palabras mayores.

Date unos días para tomar cualquier decisión. Pero si finalmente llegas a la conclusión de que no eres feliz, no esperes más para iniciar tu cambio.

Aprovecha la energía que has ganado en tus vacaciones para crear una vida de la que no necesites desconectar para ser feliz.

Un cambio de trabajo o incluso de profesión puede ser la mejor motivación para reilusionarte de nuevo y evitar, para siempre, que volver de vacaciones suponga una depresión.

 

 

2 comentarios en “Acaba con la depresión postvacacional en 3 pasos”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies